Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en la oficina. Las jornadas completas y el ritmo frenético de trabajo, hacen de ella una especie de hogar, en el que muchos, pasan más tiempo que en casa.

Es a raíz de este planteamiento, donde surge el encabezado del post, ¿Cómo influye en el clima laboral la decoración de los espacios de trabajo?, ¿Es posible conseguir una mayor eficacia a través del interiorismo y el mobiliario de tus espacios de trabajo? En MobiEstudio, estamos convencidos.

Las empresas trabajan continuamente en buscar opciones que consigan motivar a sus empleados a través de distintos medios. La idea de mejorar los espacios de trabajo, es una de ellas.

Apuesta por los espacios abiertos

Cada vez más, las grandes empresas apuestan por espacios abiertos, donde a través de distintos estudios, se ha detectado una mayor colaboración entre los trabajadores. Vamos abandonando el concepto de espacios cerrados, separado por despachos, donde las ideas quedan más acotadas y fluyen menos.

Las salas de descanso, también evolucionan

Progresivamente vamos abandonando el concepto de sala de descanso con taburetes y máquina de café. Los trabajadores deben conseguir desconectar cuando accedan a ellas, y lógicamente, un sofá, ayuda más que un taburete. Cada vez son más las empresas que apuestan por salas de descanso con distintos medios de distracción, billares, futbolines, sofás y música. Y por supuesto, con una decoración acorde a la identidad de la compañía.

Nos gusta sentirnos identificados con la decoración de nuestro espacio de trabajo

Otro factor de importancia, es que a todos nos gusta sentirnos identificados con la decoración en nuestro espacio de trabajo.  Hace que nos sintamos más vinculados a los valores de la empresa en la que trabajamos. Está demostrado, que la decoración de una oficina puede influir positivamente en la eficacia y eficiencia de los trabajadores, así como en la creatividad de los mismos.  Es importante dotar espacios y rincones de instrumentos decorativos que ayuden a estimular la creatividad y el dinamismo.

Si el espacio de trabajo es agradable y existe un buen ambiente, la productividad se dispara.